fbpx
Cuida la higiene oral de tu perro
Cuida la higiene oral de tu perro
31 julio, 2020
Etología canina
Etología canina
14 agosto, 2020

Historia y características del Bulldog Inglés

Historia y características del Bulldog Inglés

Historia y características del Bulldog Inglés

¡Hola! Como cada semana, ya estamos en el WaskyBlog una vez más. Seguro que muchos de vosotros estáis de vacaciones, y otros estaréis a punto. Sea como sea, ponte cómodo para leer nuestro artículo de hoy que trata sobre la historia y características del Bulldog Inglés.

Historia y Origen del Bulldog Inglés

Aunque siempre se le ha conocido simplemente como Bulldog, conviene nombrarlo con su apellido “Inglés”, para diferenciarlo del francés. En la actualidad, el Bulldog Francés tiene una gran popularidad, y se ha convertido en uno de los “perros de moda”.

En sus orígenes, el Bulldog Inglés estaba destinado a manejar y hostigar a las reses, sobre todo a los toros. Una labor que necesitaba de mucho carácter y perseverancia. Algunos indeseables también los usaban como perros de peleas clandestinas (antes del siglo XIX ni siquiera eran clandestinas), sobre todo en Reino Unido, donde es el perro insignia.

Nadie sabe con exactitud cuándo se introdujeron por primera vez esos perros en territorio británico. Se sospecha que pudieron ser los romanos, hace miles de años, pero cabe la posibilidad de que ya vivieran allí desde antes. Se tiene conocimiento de su presencia en tierras inglesas desde el Siglo XII.

Bulldog
Historia y características del Bulldog Inglés

Esta raza se clasificó por primera vez en la década de 1630. En 1875, se depositó en esta raza la ilustre mención de icono de la nación. Además, es una de las razas autóctonas más antiguas. Vamos, que solo faltó que nombraran ‘Lord’ a uno de ellos 😂

El actual Bulldog Inglés procede del antiguo “Old English Bulldog”, el cual utilizaban, como antes indicábamos, como perros de pelea debido a su fuerte carácter y corpulencia. Por naturaleza, es un perro muy tranquilo, pero cuando el humano le prepara para la violencia, este pierde su agradable comportamiento.

Afortunadamente, es una práctica que se fue eliminando hasta su total prohibición en 1835. No era la única raza que usaban para las peleas, ni siquiera el único animal, pero sí era el más popular y el que movía más dinero en los suburbios.

Características

El Bulldog Inglés cuenta con un peso de unos 25 kilogramos, y hay tan solo una diferencia de 2 kg de diferencia de media entre la hembra y el macho. Miden 40 centímetros a la cruz los machos y 37 las hembras, de media. Su pelo es corto y liso y sus colores son blanco y marrón en distintos tonos.

Sus características más llamativas saltan a la vista. Está repleto de unas adorables arrugas y su cuello es grueso como el de un piloto de coches. Por no hablar de su cara aplastada, conocido más técnicamente como braquiocefalia.

Bulldog Inglés
Historia y características del Bulldog Inglés

Es un perro que no necesita una actividad física muy alta, ya que son muy relajados y se cansan con facilidad. No obstante, es importante que le des sus paseos diarios. Su tendencia a babear es bastante alta, al igual que es normal que ronquen. Sin embargo, no son nada ruidosos en cuanto a ladridos, por lo que en ese sentido te dejarán bastante tranquilo.

El Bulldog Inglés es un adorable animal más que apto para convivir con cualquier familia. Su personalidad es dócil, así que no te dejes llevar por su rudo aspecto, porque no es nada agresivo. Es un perro que exige nuestra constante atención.

Su cabeza es grande y tiene una forma más esférica que en otros perros. Además, su hocico es corto, lo que hace que su cara tenga el aspecto aplanado. También es reconocible por sus enormes mandíbulas y su prognatismo inferior, es decir, sus dientes inferiores sobresalen ante los superiores.

En cuanto al cuerpo, el Bulldog tiene unos hombros anchos y fuertes, al igual que su pecho. La espalda está ligeramente arqueada y describe una forma cilíndrica. La cola es corta y gruesa. Sus patas, a pesar de ser cortas, son musculadas y robustas.

Convivencia

Como hemos dicho antes, el carácter del Bulldog Inglés es dócil y muy agradable. Puede convivir perfectamente con cualquier familia y ellos te pedirán máxima atención. No importa que vivan en un piso, ya que su necesidad por estar activos físicamente no es tan alta como en otros perros.

Están más cómodos en climas templados, porque enseguida cogen calor y sufren para respirar con normalidad. De igual manera, se resfrían fácilmente si están expuestos a temperaturas muy frías. Hay que procurar facilitarle la mejor temperatura posible en casa.

Lo que a muchos les preocupa es el hecho de que roncan. Pero no te preocupes, no es un ruido tan atronador como para no dejarte dormir. Además de roncar, cuando respiran estando despiertos, lo hacen ruidosamente.

Bañar a estos perros es fácil debido a su pelo corto. También debes cuidar su cara. Sus arrugas hacen que en los pliegues puedan entrar bacterias o gérmenes que pueden provocarles una infección cutánea. Con las toallitas húmedas de Wasky, podrás limpiarle esas zonas más difíciles de acceder.

Es un perro ideal para aquellos que no sean muy deportistas. No necesita de gran actividad y siempre preferirá estar descansando a la sombra o en casa, que corriendo con su dueño. Aún así, haz que realice algo de ejercicio diario, sin llevarlo a la fatiga.

Bulldog Inglés
Historia y características del Bulldog Inglés

No esperes que obedezca a todo lo que le ordenes. En ese sentido, es un perro un poco rebelde que va por libre. Te reirás mucho con él en este aspecto. Aún así, con un buen adiestramiento conseguirás que te haga caso. Es un perro muy fiel y cariñoso, al que le gusta que le presten atención y ser el rey de la casa.

Es por eso que no tendrá ningún problema con las personas con las que conviva. Además, tampoco los tiene con otros perros. Eso sí, si tienes gatos en casa, puede que no lo lleven tan bien. Aunque todo es acostumbrarse, y hacer nuevas amistades. 😁

Como último consejo, ahora en verano, no lo saques en las horas centrales del día, ni cuando haga mucho calor. Dale de beber agua frecuentemente y que no se pase de hacer ejercicio (o caminatas). Puede sofocarse y el calor le puede crear problemas de salud.

Si notas cualquier síntoma raro o le cuesta respirar en exceso, recuerda que siempre es mejor llevarlo al veterinario cuanto antes. Ellos le harán un diagnóstico y, si tiene algo que deba ser tratado, cuanto antes lo detecte, mejor.

Esperamos que te haya gustado nuestro post de hoy, sobre todo si tienes un Bulldog Inglés, y que te haya resultado útil. Poco a poco, os vamos contando las historias de muchas de las razas de perros, y en nuestro blog puedes comprobar otras anteriores como la del Golden Retriever o la del Husky.

Si tienes alguna propuesta o sugerencia sobre un tema del que quieras que hablemos, ponla en nuestros comentarios o dínoslo por redes sociales. Estaremos encantados de hablar sobre ello y ser lo más precisos posible.

Nosotros volveremos la semana que viene para hablarte sobre otro tema perruno, aquí, en el WaskyBlog. ¡Que pases muy buena semana y disfrutes del verano todo lo posible! ¡Hasta la semana que viene!

Información recogida de Hills.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *