fbpx
Coronavirus: Consejos sobre la higiene de tu perro
Coronavirus: Consejos sobre la higiene de tu perro
13 marzo, 2020
El perro eligió el bando de los humanos
El perro eligió el bando de los humanos
1 mayo, 2020

¿Cómo afecta la primavera a mi mascota?

Cómo afecta la primavera a los perros

Cómo afecta la primavera a los perros

¡Hola amigos! Ya estamos de vuelta otra semana más en el WaskyBlog 😉 Ahora que hemos cambiado de estación, es un buen momento para dar respuesta a la pregunta: ¿Cómo afecta la primavera a mi mascota? Vamos allá.

El equinoccio de primavera trae consigo cambios de temperatura, y estos, cambios en los hábitos tanto de las personas como de los animales. El cambio de ciclo estacional nos trastoca en cuanto a sensaciones corporales y comportamientos que realizamos en invierno, que en primavera no tienen sentido.

Los árboles florecen, la hierba se pone verde, y algunos animales salvajes salen de sus madrigueras o cuevas. Las terrazas se llenan de mesas en las que la gente toma un aperitivo y nuestros animales también sienten cambios. Porque ya sabes, la primavera, la sangre altera 😽

¿Qué cambios siente mi mascota?

Como te decimos, los cambios de temperatura que suceden en primavera, afectan a tu perro o gato. Las hormonas se disparan y las hembras pueden entrar en celo. También es época de muda de pelo, sobre todo en los gatos, por lo que es importante que después de que esto suceda, cuides su pelaje llevándolo a la peluquería.

Pasea con tu perro
¿Cómo afecta la primavera a mi mascota?

Como aspectos negativos, también aparecen las alergias. No solo los humanos las tenemos, sino que también nuestros amigos de cuatro patas las sufren. Los síntomas son muy parecidos a los que podemos padecer nosotros: enrojecimiento de la piel y picores, molestias, irritación en ojos y orejas o lesiones en las patas y almohadillas.

Por ejemplo, debido al aumento de insectos en época primaveral, muchos perros pueden sufrir la leishmaniosis. Los causantes de esta enfermedad son los flebótomos, los molestos mosquitos que merodean a los perretes. Cuando pican, el perro va a sentir molestias y le surgirán erupciones en la piel.

Los gatos también pueden sufrir esta enfermedad si se encuentran bajos de defensas cuando les pica el mosquito. Las consecuencias, además de las descritas, pueden conllevar la pérdida de pelaje. Hay múltiples productos que ayudan a prevenir la leishmaniosis.

También aparecen las molestas garrapatas, archienemigas de los perros, y las pulgas. Estos parásitos buscan los ambientes más cálidos y sobreviven en ellos. Las garrapatas se enganchan al pelo del perro o del gato y son muy molestas. Por sí mismas, no causan ninguna enfermedad grave, pero pueden aparecer microbios que causen anemia a la mascota.

Por otro lado, las pulgas pueden conllevar una grave dermatitis al animal. A veces, la mascota puede comérselas, lo que agravaría la situación. Ten cuidado en este aspecto. Si notas que se rasca más de lo habitual, llévalo al veterinario antes de que sea demasiado tarde. Igual que contra la leishmaniosis, también hay productos contra estos parásitos.

Y… ¿cómo no? Ellos también pueden tener alergia. La alergia primaveral en las mascotas cada año afecta a un número más grande de animales. El polen les puede afectar igual que a los humanos que son alérgicos, sufriendo escozor, molestias en la piel y enrojecimiento.

Como más vale prevenir que curar, lo mejor en esta época del año es bañar a tu mascota más a menudo. En Wasky podrás bañar a tu mascota con los mejores productos de la marca Artero para que tu peludo no tenga la piel irritada ni sufra ningún problema de este tipo.

Otro consejo curioso que te damos, es que pongas un felpudo en la puerta de tu casa. Sí, uno de esos de los que raspan, y haz que se restriegue por él. No nos hemos vuelto locos 😁, de esta manera, el peludo podrá sacudirse los restos de polen que tenga en el pelaje y hacer que queden en el felpudo.

Cambios en la alimentación

Como consecuencia del aumento de la temperatura, el metabolismo de los animales cambia y se ralentiza. ¿Qué quiere decir eso? Que no tienen tanto apetito, en resumidas cuentas. Es normal que durante esta época coman menos y descansen más. Por tanto, no sigas con su dieta habitual del resto del año, y no hagas que coma de más, porque puedes llevarle al sobrepeso.

Ahora bien, sí que debe hidratarse un poco más de lo normal. Verás a tu perro jadeando debido al calor y mientras está con la lengua fuera, se está deshidratando. Por tanto, haz que beba mucha agua.

Es preferible darle latas de comida húmeda durante esta época del año, antes que pienso seco, porque se hidrataría menos. Los patés tienen un porcentaje de agua muy alto y es una comida muy apetecible para ellos. De todas maneras, tampoco es aconsejable dárselo frecuentemente, ya que engordan bastante.

También aconsejamos mezclar fruta entre su comida. Podemos echarle pienso, y unos trozos de fruta ya que este alimento es rico en fibra y agua. Además, si la sacamos de la nevera, le dará una buena sensación de frescor. No le des fruta rica en azúcar como uvas o pasas.

También le puedes dar helados. Sí, helados, pero no de los que comes tú 😂 Hay helados especiales para perros, muy sabrosos y, sobre todo, muy refrescantes. También los puedes hacer tú mismo artesanalmente. No es muy difícil, tan solo tienes que mezclar yogur con fruta y agua, y meterlo en el congelador. También puedes hacerlo con caldos de carne y pollo.

Si buscas alimentación para tu perro de calidad y a buen precio, en nuestra tienda de Las Rosas tenemos mucha variedad.

Aprovecha el buen tiempo

Dicho todo esto, la primavera es una época maravillosa del año, no queremos asustarte 😁 Aprovecha esta genial estación para salir todo lo que puedas con tu perro (una vez ganemos al maldito coronavirus) y jugar con él. En nuestro post “Perros juguetones”, te damos muchos consejos para jugar con tu perro y que lo paséis lo mejor posible.

Es un buen momento para hacer deporte, y por supuesto, tu perro te puede acompañar. Ni mucho calor ni tampoco frío, la primavera nos permite el lujo de pasearnos durante el día sin necesidad de abrigarnos hasta la cabeza y pasar horas en la calle. Eso lo agradece mucho tu perro.

Los parques se llenan de otros perros, florece todo tipo de vegetación y el peludo podrá reconocer y buscar olores que meses atrás no estaban en el aire. Busca un lugar donde poder soltarle la correa y que sea libre.

Mientras lo paseas con la correa, intenta que no dé tirones. Prémialo cuando lo haga bien para que aprenda a adquirir esos comportamientos. Y una vez hayáis pasado una mañana o tarde divertida… Seguro que acaba un poco sucio, ¿qué mejor que llevarlo a Wasky? 😉

Y con esto acabamos nuestro post de esta semana. ¡Mucho ánimo para estos días y nos leemos la semana que viene!

Información recogida de Fundación Affinity.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *