fbpx
la música y los perros
¿Cómo afecta la música a las mascotas?
19 junio, 2019
los perros y la playa
Los perros y la playa: consejos para disfrutar con ellos del sol y el mar
11 julio, 2019

La socialización del perro

socialización perro

¡Aquí estamos querido amigo de Wasky! casi terminando junio y en plena ola de calor te traemos un nuevo artículo. Un post con el que esperamos ayudarte en mejorar la relación de tu perrete con su alrededor. Sí, hoy vamos a hablar de la socialización del perro. Creemos que es un tema en el que todos los humanos debemos estar formados de cara a evitar problemas de conducta de los perretes. No solo con otros perros, si no con la sociedad en general.

Es por ello que en el nuevo Waskyblog te vamos a contar de manera detallada qué es la socialización y cómo llevarla a cabo con diferentes indicaciones. Éstas te ayudarán a que tu perro se pueda comportar de manera correcta en lugares públicos y a que tenga muchísimos amigos, tanto animales como humanos. Y es que pensamos que es clave el ayudar al peludo a socializarse desde que es un cachorro. Esto le permitirá perder los miedos y a relacionarse bien con su entorno. Si acabas de adoptar a un perrete de temprana edad o estás pensando hacerlo, esto te ayudará muchísimo. ¡Te contamos!

¿Qué es la socialización?

Todas las personas que ahora mismo tienen una mascota en casa, han pasado por una fase en la que el perrete era solo un cachorro. Un cachorro que ladraba, que se abalanzaba sobre los niños pequeños, que mordía todo lo que se encontraba a su paso, que se hacía sus necesidades por todos lados, etc. Es decir, todos nos hemos enfrentado a la educación del perro pero, ¿y la socialización?, ¿se ha llevado a cabo?

Si nos centramos en ella, la socialización se refiere al proceso por el cual el peludo aprende a relacionarse con otros perros y con los humanos. En cuanto al aprender a relacionarse con los elementos ambientales que le rodean, se le llama habituación. No obstante, y aunque sean conceptos diferentes, nosotros nos vamos a referir en el blog al proceso de socialización como la suma de los dos. 

Consejos para la socialización.

Una vez adentrados en el concepto de socialización, es hora de empezar con medidas concretas. Según PAT, educadora canina es muy importante llevar a cabo estos Tips en el proceso de socialización con tu perro:

  • Respeta el ritmo de socialización. No todos los perros tienen el mismo ritmo, así que no lo presiones ni fuerces el proceso.
  • La experiencia con ese humano, perro o elemento ambiental debe ser buena. No hace falta que haya contacto directo. Simplemente con que viva una buena experiencia en presencia de alguno de ellos, es suficiente. La asociación es una de las formas de aprendizaje de los peludos.
  • Observa y conoce a tu perro. Es importante saber el “lenguaje” de tu perro. Cómo reacciona, las señales que hace, … así a lo largo del proceso sabremos cómo se expresa.
  • Deja que tu perro explore. Los humanos somos reticentes a darle demasiada libertad pero en contextos seguros podemos dejar que el perrete explore y conozca el entorno por sí solo.
  • Empatiza con tu perro y siéntete tranquilo. Así él también lo estará cuando se “enfrente” a diferentes pruebas de socialización.
  • Usa buenos complementos, de tal forma que el perro se sienta cómodo cuando socialice.
socialización perro
La socialización con niños es muy importante para los perros.

Tipos de socialización.

Hemos visto el concepto de socialización, las claves para llevarla a cabo pero, ¿cuáles son los tipos de socialización que debemos llevar a cabo? Es decir, ¿Con qué o quién se debe aprender a relacionar el peludo? en esta ocasión nos remitimos a Es Solo Un Perro para que nos comente cuáles son los tipos de socialización. Allá vamos:

Socialización con otros perros.

Una de las principales ya que cualquier perro, al igual que los humanos necesita relacionarse con sus iguales. La idea es mostrar al cachorro que el resto de perros no son una fuente de conflicto. La clave está en que las primeras experiencias sean buenas. Por ello, intenta que los primeros acercamientos sean con perros de confianza y tranquilos. Una vez realizado las primeras relaciones, es importante que el perrete conozca diferentes variedades de perros: de diferente tamaño, raza, edad, que hagan ruido al respirar e incluso con otros cachorros. 

Socialización con humanos.

Al igual que con otros perros, en la variedad está la clave. Los perros pueden tenerle miedo a diferentes tipos de persona, ya sea por diferentes motivos (complementos, color de piel, complexión física, etc.). Esto hace que el acercarse a diferentes tipos de personas, le venga genial. Los perfiles pueden ser: por género, con bastón o muletas, por color de piel, niños, etc. Ojo con los niños. Al relacionarle con ellos, debes procurar que el nene o la nena en cuestión esté en un contexto tranquilo y calmado.

Socialización con elementos ambientales.

Por último, nos centramos en estos elementos que se pueden resumir en sonidos y movimientos. En cuanto a los ruidos, al crecer en una casa, el perrete se acostumbrará desde los primeros días de vida a ello. No obstante, si a alguno le coge miedo prueba lo siguiente:

Si vas a encender un aparato que haga ruido, antes, échale comida en otra habitación. Mientras está comiendo, enciende el objeto a la mínima intensidad. Así lo escuchará en una situación positiva y se irá acostumbrando.

Respecto a los movimientos, partimos de la misma base que los ruidos. Controlando la distancia con el elemento en movimiento (coches, motos, pelotas, globos, patines, etc.), echa comida al suelo cuando el peludo detecte el movimiento. Así asociará el movimiento con, de nuevo, una situación positiva. 

PAT Educadora Canina nos cuentan en este tutorial un poco más sobre la socialización.

Un perro adulto, ¿necesita seguir socializandose ?

Por último, creemos que responder a esta respuesta puede venir genial para aquellas personas cuyo perro ya es adolescente o mayor. La socialización no es un proceso que acaba cuando tu perro es adulto. Éste siempre se tendrá que enfrentar a nuevas personas, perros o elementos ambientales que no haya conocido nunca. Por ello, es muy importante que la socialización nunca acabe y estemos ayudando siempre al peludo a ser un ser social, valga la redundancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *