fbpx
errores al pasear al perro
Errores al pasear con tu perro
9 mayo, 2019
superhéroes inspirados en animales
Superhéroes inspirados en animales
22 mayo, 2019

Cuidados para un perro mayor

perros mayores

¡Amigos de Wasky! Aquí estamos una semana más para ofreceros lo mejor para vuestras mascotas. En plena primavera (seguro que los alérgicos la estáis notando ya eh) y justo en mitad del mes de mayo, queremos adentrarnos en el mundo del cuidado a los perretes. Pero no así de manera general, sino específicamente para algunos de ellos: los perros mayores.

Y es que, inevitablemente, como los humanos, los perros también se hacen mayores y viven las desventajas (y también algunas ventajas) de envejecer. Esto quiere decir que sus necesidades cambian y empiezan a priorizar otras que hasta ahora ni se nos pasaba por la cabeza. Por esta razón, en el waskyblog queremos que les deis los mejores cuidados a vuestros perretes en este tramo de su vida. Un tramo en el que, aunque lo veáis más cansado y con menos ganas de jugar, el amor que nos profesa sigue siendo igual de fuerte que el de un cachorrito.

¿Cuando se considera que un perro es mayor?

Aunque no hay una edad oficial para considerar a un perro mayor, es cierto que existe la llamada tercera edad canina. En términos generales, se puede decir que un perro entra en esta etapa a los 10-11 años cuando es de tamaño pequeño o mediano y a los 7-8 años cuando es de tamaño grande o gigante.

Aún así, os dejamos a continuación algunos indicios que aparecen en el perro cuando va alcanzando esta edad. Con ellos podemos detectar fácilmente que está entrando en la etapa de la tercera edad canina:

  • Menor actividad física
  • Mayor peso (debido a la falta de actividad física)
  • Pelaje áspero y de color apagado
  • Pérdida de visión, oído u olfato
  • Menor reacción a su contexto
  • Trastornos del sueño (siestas largas, insomnio, …)
  • Incontinencias
perros mayores

Los perros de avanzada edad necesitan unos cuidados específicos | Fuente: PetnGo

Consejos para cuidar a perros de avanzada edad.

Si tras las diferentes señales que os hemos mostrado creéis que vuestro perrete ya está en la tercera edad canina, ahora os vamos a dar algunos tips que os servirán de mucha ayuda para su cuidado.

Evitar actividades físicas de gran esfuerzo. Al ser más mayor, el perro ya no tiene la misma fuerza y resistencia en sus músculos y huesos. Por ello es mejor realizar actividades tranquilas. Es decir, que ejerza movilidad pero sin exponerlo a un sobreesfuerzo.

La tranquilidad, el pilar fundamental de los perros mayores. Si ya de por sí los perros no son muy amigos de los ruidos y el estrés, un perro anciano más aún. Lo que más agradecerán es estar en un contexto tranquilo y alejado del bullicio. Parques, campos, senderos, etc. son los mejores lugares para ellos. En casa evitad que su lugar de descanso se encuentren cerca de elementos ruidosos o de ventanas que den a la calle.

El pasear, su mejor aliado. Hemos comentado que la tranquilidad y la actividad física reducida son buenas para el perro. Esto hace que los paseos diarios sean la mejor medicina para ellos. Paseos tranquilos, relajados y no demasiados intensos les vendrán genial. Claro está que el tipo de paseo dependerá de cada perro.

Revisiones periódicas. Al igual que los humanos, los peludos ancianos requerirán de un control más intenso de su saludo. Es por ello que las visitas al veterinario deben aumentar para hacer análisis, sobre todo de orina y de sangre. El visitar al veterinario no implica que sea porque esté malo el perro, si no simplemente por tener un control más exhaustivo de su salud.

perros mayores

Los paseos pueden ser la mejor medicina para los perros mayores | Fuente: conet mascotas

La mente, activa siempre. Es muy importante mantener la actividad mental del peludo a través de juguetes y juegos específicos para ello. Así se evitarán disfunciones mentales que le hagan más estragos con el paso de la edad.

Ajustar la alimentación. Es de lógica que la alimentación de un cachorro no debe ser igual a que la de un perro anciano. Depende de cómo envejezca, el perrete necesitará más unos nutrientes que otros. Por ello es bueno darles piensos específicos ricos en los nutrientes necesarios para ellos. Por otro lado, el metabolismo se ralentiza con la edad. Esto hace que sean más propensos a engordar. Ante esto debemos reducir las raciones diarias de alimento. La mejor forma es darle menos cantidad en más tomas durante el día.

El estar a su lado, lo más importante.

Después de algunos consejos más prácticos, creemos que el más importante es éste que va a continuación: más que nunca, nos deben sentir cerca. Un perro mayor necesita muchísimo más de nuestro cariño y compañía. Es clave recordarles siempre que nos tienen a su lado. Así que si cumples esta premisa, el perrete pasará esta etapa mucho mejor sin duda alguna.

Información recogida de muymascotas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *