fbpx
nocion del tiempo perros
¿Los perros tienen noción del tiempo?
30 mayo, 2019
Consejos para cuidar a tu perro en verano
Consejos para cuidar a tu perro en verano
12 junio, 2019

Consejos para bañar a tu gato

consejos a la hora de bañar al gato

¿Cómo ha empezado el mes amigos de Wasky? Nosotros de la mejor manera posible. Estamos a punto de cerrar nuevas inauguraciones y este domingo tenemos el 20 aniversario de Zooplus, ¡estáis todos invitados! Podréis probar Wasky gratuitamente 🙂 Después de este repaso general, nos centramos en el nuevo Waskyblog. Un nuevo post donde queremos ayudar a todas esas personas que tienen como compañero animal a un felino ¿Ayudarles a qué? pues con consejos para bañar al gato.

Ya en un waskyblog anterior tratamos si era factible bañar o no a un gato. Vimos que dependiendo de varios factores, sí lo era. Por ello, vamos a dar un paso más ayudándoos con varios consejos y recomendaciones a la hora de llevar a cabo de la mejor manera posible el lavado del gato. Esto depende principalmente de la personalidad del gato y también de su edad (no es lo mismo bañar por primera vez a un cachorro que a un gato adulto). Todo esto y mucho más te lo contamos a continuación, ¡no te pierdas estos consejos para bañar a tu gato!

La preparación del baño, momento clave.

Lo primero que debemos hacer es preparar de manera concienzuda el baño para el gato. No solo el baño, si no también al propio minino. Esto no va a ser un trabajo fácil. Sin embargo existen varias razones por las que debemos bañar al gato, a pesar de que son animales muy higiénicos.

Es verdad que muchos veterinarios no recomiendan el baño para gatos, a no ser que sea estrictamente necesario. Estas situaciones pueden ser las siguientes:

  • Cuenta con mucha cantidad de pelo y es necesario sanear al manto.
  • Ha recibido un golpe de calor.
  • Tiene tiña o alguna enfermedad que le ha mermado su higiene diaria.
  • Se ha impregnado con alguna sustancia que no puede eliminar por sí mismo (pintura, grasa, etc.)
  • Ha sido abandonado en la calle y se encuentra en mal estado higiénico.

Si os enfrentáis a algunas de estas situaciones, el baño es prioridad. Eso no quita que un gato de por sí, no pueda ser bañado por mera higiene diaria. Existen razas de gatos incluso a las que le encantan el agua. Por ejemplo, el gato de Bengala o el Van Turco.

Siguiendo con la referencia al título de este apartado, preparar el baño es clave para llegar a buen puerto. El contexto del baño se deba dar en un momento tranquilo. Nada de estrés ni situaciones emocionalmente altas (juegos, riñas, etc.). Buscad ese momento en el que tanto vosotros como el gatete os encontréis muy relajados y tranquilos.

Por otro lado, preparad todo lo que vayáis a necesitar para el baño: toalla, champú específico, carda o deslanador, etc. Así no tendréis que dejar al gato solo en ningún momento porque se os haya olvidado algo. Por último, hacedlo con tiempo. Es decir, no debe ser un momento con prisas ni bullas. Eso solo hará que el gato se estrese y “arme la de San Quintín”.

Durante el baño, máxima tranquilidad.

Una vez preparado todo lo relacionado con el baño, es hora de actuar. Cuando el gato esté en la plataforma que se vaya a usar para lavarle (cabina Wasky, palangana, bañera, etc.) y nos encontremos en un ambiente tranquilo y de relax (podéis poner algo de música relajante incluso), empezaremos con el baño.

Lo primero es tratar al gato con cariño para que él también se relaje. Acariciadlo, decidle palabras dulces,… que se sienta en la gloria. Acordaos de que aunque se vuelva a poner un poco nervioso, no se debe forzar la situación, ¡la paciencia es clave!. Podéis ayudaros de algún familiar y amigo para el baño incluso. Seguimos con los consejos para bañar al gato.

En cuanto a la temperatura del agua, debe ser tibia tirando más para el estado natural. Si el gato está en un recipiente que se pueda llenar, podéis hacerlo hasta que le cubra la parte baja de la panza. Así irá entrando en contacto con el agua de manera pasiva.

A partir de ahí ya es comenzar los pasos de un baño: primer aclarado, jabonado, segundo aclarado y secado. Si se pone nervioso, se paciente y comprensivo. Se está enfrentando a un momento que no le mola nada. ¡OJO! jamás de los jamases le echéis agua por la cabeza, ojos u orejas. Siempre de cuello para abajo. Hacedlo si no queréis acabar con los brazos llenos de arañazos. Como última recomendación, quizás ponerle sus juguetes favoritos cerca les relaje también.

consejos a la hora de bañar al gato
La tranquilidad y el cariño son bases para el correcto baño del gato | Fuente: Purina

Después del baño.

Una vez realizado el baño, es hora de secarlo. Primero de todo, eliminad el mayor porcentaje de agua de su cuerpo con una toalla. Tras esto, llega la hora del secador. Siempre a baja temperatura y no muy cerca del cuerpo. Si por lo que fuera el gato le tiene pánico al secador, se puede probar a meterlo en el transportín e introducir de manera suave el aire del secador por las rejas. Esto no es muy recomendable pero puede ser una solución para gatos nerviosos. Mientras hacéis esto, un snack o chuche no vendría mal para que no relacione el Kennel con algo negativo.

Wasky, la mejor opción para el baño de vuestro gato.

Todo estos consejos para bañar al gato que os hemos contado podéis hacerlo en vuestro hogar. No obstante, si queréis ofrecer un baño de calidad al gatete, Wasky es vuestra mejor opción. Muchos ya lo han probado con su gato y les ha ido genial. Así que si estáis pensándolo, es vuestro momento, ¡probad Wasky! Podéis localizar vuestro centro más cercano aquí.

Información recogida de Wakyma y Experto Animal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *